-

sábado, 31 de diciembre de 2011

30

Mousse de Maracuyá con base de Brownie

Para variar, me tocó hacer el postre para esta noche, y como siempre me gusta innovar, se me antojó hacer esta receta bien fresquita para una noche de verano –sí, que estoy en verano, envídienme.

No sé si los lectores norteños conocen el Maracuyá (mburucuyá en su original guaraní), así que por las dudas les explico que es una enredadera sub-tropical sudamericana, con una fruta muy ácida y rica en vitamina C, y una hermosa y aromática flor. Mburucuyá

La apariencia de la flor llevó a los sacerdotes Jesuitas a llamarla Pasionaria o Flor de la Pasión, por compararla con la Pasión de Cristo: los filamentos atigrados que forman la flor recuerdan a la corona de espinas de Jesucristo; además, los estambres simbolizan los cinco estigmas, los pétalos, a los diez apóstoles (menos Judas y Pedro), y los tres pistilos, los clavos de la cruz (creo que si no encontraban las coincidencias, las forzaban nomás... y después hablan de teorías de conspiración).

Cuando yo era pequeña, mi abuela tenía enredaderas de mburucuyá en su jardín; recuerdo claramente sus flores -tan características- luciéndose en cuencos por toda la casa, y su aroma, pesado y dulzón, perfumando el aire tibio del verano.

Sin embargo, la fruta no me gustaba, su sabor es demasiado intenso y ácido; debería volver a probarla ahora de adulta, a ver si mantengo mi opinión. De cualquier manera, esa intensidad es perfecta para esta receta (que es una modificación propia de la de Laylita; pueden ver el enlace al final).

Espero que la prueben y la disfruten.

Mousse de Maracuyá
Ingredientes
½ litro de jugo de maracuyá sin azúcar (1 ½ tazas aprox.), 1 cucharada de jugo de limón, 1 taza de azúcar, 2 sobres de gelatina sin sabor (7 gr. cada sobre), ¼ taza de agua, 1 lata de leche condensada (395 cc), ½ litro de crema de leche y 6 claras

Preparación
Mezclar el jugo de maracuyá, el azúcar, el jugo de limón y la gelatina (previamente hidratada en ¼ taza de agua hirviendo) en una olla y llevarlo a fuego bajo. Cuando el azúcar se haya disuelto, retirar del fuego y agregar la leche condensada. Dejar enfriar.

En un bol grande, batir la crema de leche hasta que esté firme. Verter la mezcla líquida en la crema batida revolviendo suavemente.

Luego, batir las claras a nieve y agregarlas a la mezcla anterior con movimientos envolventes (esto es importante para lograr la textura de mousse) hasta que se integre completamente.

Verter sobre la base de brownie y llevar a la heladera; cuando la gelatina haya cuajado -mínimo seis horas- desmoldar y decorar con merengue o crema chantilly. Servir con helado de maracuyá o de crema.


Brownies
Ingredientes
180 g de chocolate amargo de taza, 80 g de manteca, 200 g de azúcar, 4 huevos y 100 g de harina

Preparación
Fundir el chocolate con la manteca a baño María. Luego, incorporar el azúcar, los huevos, y por último, la harina.

Como yo quería usar la receta como base para la mousse, distribuí la preparación en dos torteras redondas de 25 cm de diámetro (así quedaba más finita que un brownie normal). La segunda la reservé para el postre de mañana (una cheesecake con frutos rojos). Si les gusta una base más alta, pongan todo en la misma tortera.

Hornear a 180º C durante 15-20 minutos.

Al final también usé ananá para decorarla porque no tenía frutas de maracuyá; les puse una foto de antes y otra de después para que aprecien bien la textura con que queda la mousse; tentadora, ¿verdad?


Mousse de Maracuyá sin decorar


Mousse de Maracuyá


Muy Feliz Año Nuevo, y que el 2012 se porte bien con ustedes. ¡Gracias por acompañarme un año más!!!





miércoles, 28 de diciembre de 2011

17

Paranoica

Mi hija empezó un blog hace un tiempito. Está precioso: lindo diseño, buenas imágenes, muchas entradas típicamente adolescentes, y un montón de faltas de ortografía... Pero bueno, ¡está escribiendo! Así que ni ahí me quejo; que logre poner sus ideas y emociones sobre papel –o pantalla en este caso– es un aprendizaje en sí mismo.

El tema es que ahora entiendo a mi madre cuando me pregunta: “¿¡Vas a escribir sobre esto!?” Ufa, de pronto me siento bastante más paranoica de lo normal.paranoica

Gurisita insoportable, ¡siempre sabe cómo tenerme en ascuas!!

domingo, 18 de diciembre de 2011

18

Lista de Navidad

He decidido que me tiene que gustar la Navidad. Esto de vivir a contramano es cansador; está claro, me dejaré llevar por el espíritu navideño.

Todo el mundo tiene sus tradiciones para estas fechas, así que estuve pensando un poco y me armé mi propia lista de típicas actividades navideñas. Prometo solemnemente que, si las cumplo todas en la semana que queda hasta el 25, me dejaré llevar por las masas rojiverdosas y amaré las Fiestas hasta mi último aliento. En serio. Cross my heart.

Aquí va (los corazoncitos son para ir entrando en calor):

♥ hacer listas con corazoncitos
♥ tejer una bufanda, completa
♥ usar ropa verde y roja... a la vez
♥ patinar sobre hielo al aire libre
♥ aprender a atar moñas perfectas
♥ hacer un muñeco de nieve
♥ usar delineador de ojos con glitter
♥ andar en trineo
♥ besar a alguien debajo del muérdago
♥ besar a alguien (de puro viciosa nomás)
♥ hacer un ‘playlist’ de Navidad
♥ cantar villancicos, y no desentonar
♥ beber mucho champán (esto no me va a costar)
♥ ver "It's a wonderful life" y llorar como una Magdalena
♥ sacarme una foto con Papá Noel (si se parece a Sean Connery, mejor)
♥ probar el famoso egg-nog (tampoco me va a costar)
♥ envolver todos mis regalos en composé verde y rojo
♥ enviar tarjetas de Navidad, de las de verdad, a mis amigos
♥ hacer y decorar una casita de pan de jengibre (¡son tan lindas!)
♥ ponerles gorro de Papá Noel a mis bichos, sacarles fotos y publicarlas
♥ no hacer trampas con lo del patinaje, el trineo y el muñeco de nieve (estamos en verano acá)


Listo, no es tanto, y tengo una semana entera para cumplir todos los puntos... Seguramente el año que viene amo la Navidad ¿no?

jueves, 15 de diciembre de 2011

14

Multitud

Conocen el dicho: "eramos pocos y parió la abuela"? Bueno, esa es mi nueva frase de vida: se me agrandó la familia, aunque no por culpa de la abuela.

Hace dos meses mi gata Flor tuvo tres gatitos. Un poquito después, Eli encontró una cachorrita terbal –ter(reno)bal(dío)– abandonada, y logró convencerme de adoptarla. Por fin, unas semanas atrás descubrí otra gatita -totalmente blanca, igual a Merengue, mi primer minino- y me enamoré, así que me la traje. Resumiendo, el último conteo de animales en mi casa es de cinco gatos, dos perros, dos niñas y una mujer... o sea: una multitud.

Se los presento: tenemos a Han, Leia y Luke (no me pidan que los diferencie, todavía no puedo hacerlo, aunque Alessa sí) y Merengue Jr. (totalmente identificable, ¿no?). ¿A que no son una monada?

















Flor, la veterana de la casa, demostró ser toda una madraza y adoptó a la huérfana:










Y por fin, la nueva perrita es Kira y el peludo es Jacob . Y sí, los cánidos son de Elisa... se nota, ¿no?










De las niñas y de mí no pongo fotos... somos animales conocidos ya :)

martes, 6 de diciembre de 2011

26

The Internet of Things

La Internet de las Cosas, o Internet of Things, es un término que se usa para hablar de los objetos cotidianos conectados a internet por diversos medios. Las tecnologías incluyen microchips, sensores, frecuencias radiales y comunicación para celulares (y no me pregunten en qué consisten esas tecnologías, porque la verdad, están fuera de mi entendimiento).The Internet of Things

El tema es que la Internet de las Cosas existe y está en plena evolución, de hecho ya la emplean empresas que no tienen nada tienen que ver con las redes e internet, como Nike. La marca ofrece productos basados en esta tecnología: los deportivos Nike+ se conectan a tu iPod y te envían "mensajes audibles en tiempo real sobre el tiempo, la distancia, el ritmo o las calorías que estás quemando mientras entrenas".

No sé a ustedes, pero a mí esto me impresiona, las implicaciones y posibilidades son tan grandes que abruman; y es solo el principio.

Para ilustrarlo, Cisco, una de las empresas más importantes en proveer infraestructura para la conexión global, diseñó esta 'infografía' que da algunos ejemplos sencillos de cómo la Internet de las cosas afecta -y afectará- nuestra vida diaria (está en inglés, pero creo que es bastante clara aun para aquellos que no leen el idioma; si hacen click sobre ella, la pueden ver en su tamaño original).

Según Cisco, hoy en día el número de dispositivos conectados a la Red excede al número de personas conectadas. Esa cifra no sorprende demasiado, en mi casa nomás –familia de tres– los dispositivos nos superan dos a uno: tres computadoras y tres celulares con conexión a internet, y eso que vivo en el ‘tercer mundo’ (ja, tres otra vez).

Lo que sí sorprende es la proyección de que para finales de este año, 20 hogares típicos generarán más tráfico que la totalidad del mundo en el año 2008. Sin dudas que yo uso más ancho de banda ahora que hace tres años, ¿pero millones de veces más? Ni ahí, y estoy segura de que ni en el norte pasa eso. ¿Acaso tienen cientos de sensores por toda la casa en un hogar típico del primer mundo? No me suena, para mí que le erran ahí, o sino que definan 'típico'.

Pero bueno, descartando lo que puede ser una proyección un poco exagerada, también prevé que para el año 2020 habrá 50 billones de 'cosas' conectadas a Internet: desde monitores cardíacos, al coche en el garaje, el reloj despertador, y aun las vacas en el prado; este número -a pesar de lo inmenso- me parece bastante más acertado.

Pero eso no es todo, pronto esas cosas serán inteligentes y se comunicarán entre ellas, de modo que si la reunión que tenías planificada para la mañana se aplaza 45 minutos, se enviará una señal a tu despertador, que a su vez se comunicará con la cafetera para que se prenda más tarde de lo previsto y con el auto para que comience a calentar con el mismo retraso; todo eso para dejarte dormir calentito en la cama por unos minutos más de lo normal.

Como dije, a mí esto me impresiona y maravilla, evidentemente tenemos que adaptarnos a los tiempos que corren y que vienen, pero también me da un poquito de miedo... Todos vimos Terminator, ¿no?

miércoles, 30 de noviembre de 2011

27

Mentiras sin complejos 2

Cal: You're a terrible liar.
Gillian: Normal people think that's a good thing.
Cal: Are you saying I'm not normal?
‘Lie to me’


El arte de mentir bien depende de tres puntos; si los dominan, nadie se dará cuenta de que son unos mentirosos redomados:



• Mentir solamente cuando es imprescindible,
• alejarse lo menos posible de la verdad,
• y tener muy buena memoria.


Lo de la buena memoria es fundamental (punto tres), todos sabemos que las mentiras tienen patas cortas, y para recordarlas bien, lo mejor es mentir pocas veces y poco (puntos uno y dos). Habría un cuarto punto, pero es relativo: ‘no creer tus propias mentiras’; y digo relativo, porque si bien creerse las mentiras sería un delirio, si se las creen, seguro engañan al polígrafo, a Tim Roth en ‘Lie to Me’ y hasta a San Pedro en la Puerta.

Pues bien, teniendo en cuenta lo anterior, intenté inventar mentiras verosímiles y elegir verdades increíbles (pero créanme, son verdad). Creo que no lo hice tan mal, porque nadie acertó a las tres :)



1- No aprendí a nadar. Mentira. La natación es el único deporte en el que fui más o menos buena, nada espectacular, pero hasta llegué a competir de niña. Incluso hoy en día, la hidrogym es la única gimnasia que tolero.

2- Casi nunca escucho música. Verdad. Increíble pero cierto, solo escucho música en el auto, y creo que porque no se puede hacer otra cosa. Ni siquiera tengo radio en mi casa, y no es que no la disfrute, lo hago... las pocas veces que me acuerdo de escucharla. Sí, sí, soy un bicho raro. Ya sé.

3- Mi primer beso fue a los 23 años. Verdad. Mi primer beso, mi primer novio, mi primera vez... todo a la avanzada edad de 23 años. Y no me pregunten qué había estado haciendo hasta ese momento, que ni yo sé (mentira, sé: leyendo, mirando televisión y yendo al cine; era una friki total). Pero no se preocupen, he desquitado el tiempo desde entonces :)

4- Si se dieran las condiciones, tendría otro hijo. Mentira. La única condición que tendría que darse para que yo tuviera otro hijo, sería retroceder en el tiempo unos 13 años, antes de que naciera mi segunda niña, y como eso es imposible: ni ahí, más hijos no quiero, que además ya estoy vieja para mandar cartitas a París, aunque siga practicando caligrafía.

5- Todavía tengo la mayoría de las muñecas con que jugaba de niña. Mentira. Nunca jugué con muñecas, no me gustaban; yo era de las niñas que viven subidas a los árboles, haciendo experimentos o inventando travesuras. Lo único que conservo es un osito apolillado que ni sé cómo sobrevivió a aquellos años.

6- No me gustan las golosinas; no como caramelos, chicles o chocolate. Verdad. No me apetecen, para mí es como si no existieran, como mucho puedo comer algo de chocolate amargo cada muerte de obispo... ¡gracias a dios!! Porque si aparte de todo me gustaran las golosinas, ¡sería el doble de gorda!


¡Gracias por participar!!!

viernes, 25 de noviembre de 2011

20

Mentiras sin complejos

"Que las verdades no tengan complejos,
que las mentiras parezcan mentira..."
Joaquín Sabina




Si bien los versos de Sabina son perfectos, hoy voy a tratar de mentir sin complejos y decir verdades que parezcan mentiras.


No, no de esas mentiras que la gente quiere oír, como: “ese jean te adelgaza” (por eso nunca uso jeans) o “cantás muy bien” (por eso nunca canto), sino de las de verdad.


Hace un tiempo me encontré este meme en el blog de alcorze -y luego en varios más- y me pareció muy divertido, así que por fin decidí sumarme. La cosa es sencilla, por mi parte debo decir seis cosas sobre mí: tres verdades y tres mentiras, y por la suya, deben intentar diferenciar las falsas de las reales, ¿se animan?

Bueno, aquí vamos:

1- No aprendí a nadar.
2- Casi nunca escucho música.
3- Mi primer beso fue a los 23 años.
4- Si se dieran las condiciones, tendría otro hijo.
5- Todavía tengo la mayoría de las muñecas con que jugaba de niña.
6-
No me gustan las golosinas; no como caramelos, chicles o chocolate.

Veamos cómo les va. Las respuestas se las daré en la próxima entrada ;)

domingo, 20 de noviembre de 2011

17

Listas

En el instituto tenía una compañera que era fanática de las listas: hacía listas para todo, desde las tareas de estudio hasta lo que haría en la semana, el mes y el resto de su vida, creo... También llevaba una agenda, obviamente, y si algo no estaba anotado en ella, simplemente no había pasado. Decía que las listas la ayudaban a estar al día con sus metas y sueños... pfff, todo muy poético pero era una tipa insoportable.

Mi compañera era obsesiva, indudablemente, pero sin llegar a esos extremos, sé que mucha gente se maneja muy bien con las listas, y que mucha otra gente estaría perdida sin sus agendas, y la mayoría de las veces, esos dos grupos de gente se superponen.To Do list

Para mí es es imposible. Soy demasiado desorganizada para listas y agendas. Las veces que intenté llevar una agenda (y les aseguro que lo intenté), me olvidaba luego de abrirla para saber qué tenía que hacer. No puedo planificar un menú semanal, mucho menos lo que me voy a poner al otro día; si hago una lista para el supermercado, seguro me dejo el papelito en casa, y nunca me acuerdo de cargar nafta (lo que me ha costado mis buenas caminatas hasta la estación de servicio). De lo único que no me olvido es de pagar las facturas en fecha, pero eso no es por organizada, es que mi economía no tolera las multas por retraso ;)

To list or not to list. That is the question...


Por todo esto me sorprendí mucho cuando encontré una lista en el blog de M&S que parecía escrita para mí, porque coincido con la mayoría de sus puntos, así que robé descaradamente (los puntos con los que me identifico más, no la lista), y le agregué algunos propios.


Supongo que me gustó porque es más general que una lista de compras o una agenda de reuniones, ¿verdad? Además, como soy contra, es una lista de cosas que no debo hacer, y que no siempre cumplo...


Not to do list:Not to Do list

-No tomes a nadie por sentado.
-No te guardes ningún 'te amo'.
-No pienses mucho antes de hablar.
-No hables más de lo que escuchás.
-No mates ningún alumno (no, ni a ese).
-No mates ningún hombre (no, ni a ese).
-No te cierres a los cambios inesperados.
-No te creas que te las sabés todas.
-No te creas todos -o del todo- los elogios.
-No confíes en la gente que no te devuelve la sonrisa.
-No hagas aquello que no desearías que te hicieran a ti.
-No hagas listas que no vayas a -al menos- intentar seguir.

Díganme, ¿ustedes tienen su propia lista?

miércoles, 16 de noviembre de 2011

28

Delincuentes oníricos

Antes que nada, déjenme explicarles el concepto de ‘delincuente onírico’. Estoy hablando de esa gente que les hace alguna afrenta espantosa en un sueño, como explicar sus hábitos de limpieza o robarles el novio. Seguramente todos han tenido este tipo de sueños alguna vez, ¿no?

Pues bien, esta mañana me desperté luego de un persistente, inquietante y fastidioso sueño en el que mi hija no sólo le daba una copia de la prueba de inglés a sus compañeros de clase (su profe y yo trabajamos en coordinación, así que la prueba es común), sino que les decía que yo dejaba

¡los delincuentes oníricos deberían pedir perdón por la mañana!

hacer trampa y les daba consejos sobre cómo hacerlo... ¡y luego se negaba rotundamente a pedirme disculpas!

En esta parte de la historia -vaya a saber por qué- Elisa me convidaba con una torta de chocolate deliciosa, pero eso no me hacía sentir mejor, ni en el sueño, ni cuando desperté. Todavía estoy fastidiada con ella, y más aun porque no puedo vengarme por su traición, o al menos exigirle una disculpa. Porque los delincuentes oníricos deberían pedir perdón en la mañana, ¿verdad?

Sí, sí, ya sé que me van a decir que no es su culpa lo que pase por mi cabeza. Pero evidentemente existe alguna razón para que mi subconsciente esté tan enojado con mi hija que invente historias intrincadas en las que me hace maldades. (Y si voy a ser sincera, sé muy bien por qué estoy tan fastidiada: Elisa se llevó tres materias a examen, grrrrr. ¡Tres!!! Si lo único que tiene que hacer es estudiar, ¡cómo es posible!!!)

De cualquier manera, cualquiera fueran los motivos, la respuesta es sí, los delincuentes oníricos deberían pedir perdón en la mañana, preferentemente con una porción de una exquisita torta de chocolate.



torta de chocolate que NO disminuye culpas

lunes, 14 de noviembre de 2011

24

Lemon bars

Saben, cuando me aburro, siempre se me antoja cocinar. Corrección... Siempre se me antoja comer, y más específicamente, comer productos horneados (así estoy). Claro, una puede ir a la panadería y gastar en bizcochos, o un trozo de torta de chocolate o de pascualina... Pero lo casero es siempre mucho mejor, ¿verdad? Aparte, me encanta cocinar.

El tema es que si cocino, como, entonces intento controlarme y hacerlo solamente cuando tengo visitas o cuando puedo llevar mis ‘producciones’ al liceo al otro día. Ayer por suerte las tres condiciones se dieron, estaba aburrida, mi amiga Flavia venía en la tarde, y mis compañeras seguro apreciarían mi entusiasmo hoy, así que... ¿qué podía yo hacer?

Cocinar, obviamente.

Como tenía muchos limones, busqué algo cítrico y me encontré con la receta de estas ‘lemon bars’ deliciosas:

Lemon Bars

Masa:
1 taza de manteca o mantequilla
1 ¾ tazas de harina
¾ taza de azúcar impalpable o glass

En un bol, mezclar la harina y el azúcar, agregar la manteca en pedacitos y despedazar hasta que quede una textura como de miguitas. Presionar la preparación en el fondo de una tortera previamente enmantecada y enharinada. Hornear por 20-25 minutos.

Crema:
1 ½ tazas de azúcar común
¼ taza de harina
1 cuchta. de polvo de hornear (levadura de repostería)
4 huevos
½ taza de jugo de limón

Combinar la harina, azúcar y polvo de hornear en un bol. Agregarle los huevos ligeramente batidos y el jugo de limón. Mezclar bien y verter sobre la masa tibia. Hornear por otros 20-25 minutos.

Una vez frío, espolvorear con azúcar impalpable y refrigerar antes de cortarlo en barras.

Afortunadamente, mi receta tuvo mucho éxito (es que son deliciosos), aunque la proxima vez usaré una tortera un poco más chica para que queden más altitas (de aproximadamente 20 x 30 cm creo que estará bien). A mi amiga Flavia le encantaron, mis compañeras del liceo se las devoraron y hasta las complicadas de mis hijas me las elogiaron, ¡y eso es mucho decir!!





Recetas Originales:
Lemon Bars de Bakerella

martes, 8 de noviembre de 2011

21

Indagaciones

Esta mañana, mientras cepillaba el pelo demasiado largo de Alessa para ir a la escuela (creo que quiere competir con Rapunzel), se me ocurrió hacer algunas indagaciones discretas...

“Vi un libro de animales muy lindo el otro día, ¿le gustará a tu primo?”
“Claro, pero el cumple de Bruno ya pasó.”
“Ya sé, pero a lo mejor para regalo de Navidad...”
“Pero mamá, ¡si de eso se ocupan Papá Noel y los Reyes!”

Su respuesta fue lapidaria, pero maté dos pájaros de un tiro: ya sé qué dejarle a mi sobrino en el arbolito y que mi hija sigue creyendo en sus seres mágicos a pesar de sus 10 añitos.


Y no, no se está haciendo la viva para seguir recibiendo regalitos, está convencida, ¡le hubieran visto la cara!

viernes, 4 de noviembre de 2011

14

Fangbanger

“Cada vez que veo ‘Crepúsculo’ y miro a mi novio, me viene el bajón.”
“¡Fah! Un novio vampiro estaría de más.”


(conversación escuchada en el corredor del liceo)


O sea que, básicamente, mis alumnas están decepcionadas de que sus novios no sean peligrosas criaturas inmortales que ansíen beberse todo su torrente sanguíneo. Es más, si lo fueran, lo más probable es que felizmente les ofrecieran sus cuellos. ¿Qué dice eso acerca de las mujeres?

¿Pero saben lo peor? Si Ángel o Spike fueran reales, yo también sería una fangbanger. Toda la vida ;)



jueves, 27 de octubre de 2011

28

Condiciones de uso

Hacía tres días que no lograba entrar a mi cuenta de Facebook; hoy por fin pude hacerlo -a medias- y estoy tan fastidiada que necesito compartirlo con ustedes. Les explico.

Por varios días, cuando intentaba conectarme, el Sr. Facebook amablemente me comunicaba que mi cuenta estaba desactivada debido a un incumplimiento de la Declaración de derechos y responsabilidades’ que acepté al momento de crear mi lugarcito en ese sitio.

Como se podrán imaginar, esto me sorprendió mucho: casi no uso el Facebook–como podrán atestiguar quienes me tengan agregada- y cuando lo hago es para las tonterías que hace todo el mundo: saludar por cumpleaños, comentar alguna publicación ajena o publicar las entradas del blog... en fin, mucho menos de lo normal. Eso y la página que creé para EriSada, donde también automáticamente van apareciendo todas las entradas que publico acá, y en la cual ya tenía casi 90 fans (muchas gracias, por cierto, me encanta su entusiasmo).

Así que indagué un poco más, tratando de ver qué gran pecado había cometido y ¡voilà! Fíjense en el mail que me mandaron cuando reclamé sobre el problema:

Hola Ana,

Tu cuenta ha sido desactivada por infringir las Condiciones de Facebook. El contenido en el que su autor muestra o amenaza con autolesionarse está prohibido. Estas políticas se crearon para garantizar que Facebook sea siempre un lugar seguro para todos.

Facebook colabora con Reach Out para ofrecer recursos a nuestros usuarios y ayudar a aquellos que luchan contra su voluntad de hacerse daño. Estos recursos se ponen a disposición de los usuarios cada vez que se denuncian contenidos de este tipo.

Si deseas obtener más información para tu uso personal o el de un amigo, utiliza los recursos que figuran a continuación.
Y seguían una serie de números de teléfono de contacto de servicios de ayuda a suicidas o personas que sufren de anorexia y bulimia (justo a mí).


Ahí se me prendió la lamparita, evidentemente habían visto o leído mi entrada sobre Anorexia y Bulimia que se publicó automáticamente tanto en la página de EriSada como en la de Ana Laura. Era la única explicación posible, leyeron ‘Princesas Ana y Mía’ y dijeron: ¡Zaz! ¡Acá tenemos una posible anoréxica o bulímica, vamos a cortarle el rollo!

Otra vez a escribir al equipo de Facebook, explicando que la entrada en cuestión -si es que era el motivante a la desactivación de mi cuenta- se trataba de un texto informativo donde advertía sobre los problemas de la enfermedad, que yo NO era ni anoréxica, ni bulímica, ni suicida, y que en ningún momento intentaba promover o incitar a tales conductas... increíble, ¡tener que suplicar para que me dejen acceder a mi maldito Facebook!!!

Bueno, por fin hoy tuve una nueva respuesta:

Hola Ana,

Hemos eliminado una página creada por usted debido a que infringía nuestra Declaración de derechos y responsabilidades. Sólo está permitido crear páginas de Facebook con la finalidad de promocionar un negocio o cualquier otra organización comercial, política o con fines caritativos. Además, las únicas personas autorizadas a crear páginas son los representantes de las entidades o individuos sobre los que trata la página. Están prohibidas, entre otras, las páginas con contenido intimidatorio, obsceno o hiriente.

También eliminamos aquéllas que atacan a un individuo o un grupo de personas, o bien que fomentan o ensalzan la violencia, la intolerancia, el racismo o la discriminación. Si continúa utilizando las funciones de Facebook de forma inadecuada es posible que se inhabilite su cuenta.

Lamentablemente, no podemos proporcionarle más información sobre la eliminación de este contenido por razones técnicas y de seguridad. No obstante, después de evaluar su situación, hemos vuelto a activar su cuenta y ahora debería tener acceso a ella.

Para evitar la repetición de este incidente en el futuro, le aconsejamos que se abstenga de crear páginas de Facebook, excepto si es el representante autorizado de la entidad o el individuo sobre el que trata la página. Por último, le aconsejamos que antes de crear una página se asegure de que su contenido cumple las normas de Facebook. Si tiene alguna duda, puede consultar las Normas de las páginas de Facebook.

Le agradecemos su comprensión.
O sea que...
1- me dijeron que crear una página para un blog no estaba dentro de lo permitido,
2- me desestimaron como la responsable de mi blog,
3- me rezongaron por utilizar el servicio de Facebook de forma inadecuada (vaya a saber qué hago mal),
4- me advirtieron sobre publicar contenido intimidatorio, obsceno o hiriente,
5- me amenazaron con inhabilitarme la cuenta (de forma definitiva esta vez, supongo) si persistía en mis malas conductas, y last but not least...
6- me activaron otra vez la cuenta de Ana Laura, pero eliminaron la página de EriSada, (sin darme más explicaciones que por razones de seguridad).


Estoy furiosa; debí seguir mis instintos y no asociarme nunca con ese servicio, pero lo hice -mea culpa- así que ahora deseo pedir disculpas a los casi 90 fans que tenía mi página, y cuyos comentarios y ‘me gusta’ se perdieron en el afán de censura de Facebook.

¿Pero, pueden creerlo? Al parecer tener una página de Facebook para un blog no está permitido, y tener una página de Facebook para un blog como EriSada, mucho menos.

Ahora digo... ¿Cuántos de ustedes han creado página de Facebook para sus blogs? Yo conozco varios. Cuántos han escrito sobre las cosas desagradables, oscuras y horribles que suceden en el mundo, o han dado su opinión frente a diferentes hechos, sin importarles si eran ‘politicamente correctas’ o no; o han denunciado injusticias, promovido acciones o payaseado porque se puede. Cuántos criticado y comentado libros o películas con contenido ‘intimidatorio, obsceno o hiriente’... Yo conozco a muchos, y a mucha honra.


Pues bien, tengan cuidado, en cualquier momento Facebook les puede desactivar la cuenta, como a mí.

lunes, 24 de octubre de 2011

26

Ironías de Blogger

Hoy temprano cuando entré al blog casi me muero del susto, ¡estaba totalmente vacío!

Inmediatamente me fui al escritorio a ver si habían desaparecido todas mis entradas de allí también, y enseguida suspiré aliviada, porque el mayor temor de todo bloguero no había sucedido: nadie había robado/borrado/desaparecido a mi bebé.

Sin embargo, seguían sin verse las entradas.

Ipso facto me fui al msn y consulté con uno de mis contactos:

Yo: "Si entrás a mi blog, ¿ves algo?"

Minutos después llega la respuesta (¿cuánto tiempo puede demorar en entrar al blog?¿no sabe que estoy como loca?).

Él: "Se ve todo en blanco... "

Yo: "Ufa, me pasa lo mismo. No veo nada."

Él: "A lo mejor es una señal de que tenés que publicar algo, ¿no?"

Muy cierto. Mi última entrada debía ser de hacía como dos semanas, más o menos, no sabía exactamente... no podía ver nada, ¿recuerdan? Re-ufa.

Enseguida me acordé de una frase de Albert Einstein que suelo citar cuando la gente me acusa de ser desordenada: “Si un escritorio abarrotado es señal de una mente llena... ¿qué significará un escritorio vacío?” (lamentablemente Albertito nunca ayudó mucho cuando mi madre me mandaba a ordenar el ropero :S ).

La señal que estaba dando mi escritorio/blog no era muy buena... Habrá que cambiarla pronto.


P.D. Por esas ironías de la vida, y de Blogger, esta entrada corrigió el problema...

martes, 4 de octubre de 2011

19

Definiciones

ana1.

(De alna).

1. f. Antigua medida de longitud que equivalía aproximadamente a un metro.


ana2.

(Del gr. άνά).

1. adv. Signo que se usaba en las recetas médicas para denotar que los ingredientes habían de ser de peso o partes iguales.


ana3.

(De or. hindi).

1. f. Moneda indostánica de níquel equivalente a un dieciseisavo de rupia.


ana4.

(Del hebr. חנה : gracia de Dios).

1. f. nombre dado a una persona de sexo femenino nacida el 12 de octubre de 1968, con cinco dedos en cada mano, dos ojos y demasiados rulos. 2. madre de dos. 3. hija consentida. 4. profesora sin dudas. 5. entusiasta de la cama en todas sus variedades. 6. bloguera inconstante. 7. librana típica. 8. ailurófila sin remedio. 9. haragana perdida. 10. adicta a la internet, la televisión y los libros. 11. supuestamente a dieta. 12. majadera asumida. 13. amante secreta de Harrison Ford. 14. mentirosa ocasional. 15. yo.


Real Academia Española © Todos los derechos reservados

miércoles, 31 de agosto de 2011

26

Blade Runner

Era domingo, tenía 14 años y estaba obsesionada con ‘Blade Runner’. La pasaban en un cine chiquitito y no muy bueno, y ninguna de mis amigas –bastante más clásicas que yo en materia de gustos– tenía el menor interés en verla. Todavía era lo bastante chica como para lagrimear de decepción, y mi padre, que tenía dos empleos en esa época y solo descansaba la tarde de los domingos, se enterneció y decidió acompañarme. Fue una tarde increíble; todavía me recuerdo, sentada en esa sala con olor a humedad, mirando una de las mejores películas de ciencia ficción de todos los tiempos, y escuchando los ronquidos suaves de papá durmiendo su siesta dominical desde la butaca contigua.

Años después, cuando se estrenó the director’s cut del clásico, yo estaba por casarme, y a pesar de las emociones lógicas de una novia, seguía obsesionada con Blade Runner. El tema es que me casé un viernes, y el sábado a la noche estaba sentada en el cine con mi flamante esposo, viendo la nueva versión de la película. Mi ex –que evidentemente estaba muy enamorado– no se durmió como papá, pero estuvo muy cerca.

Blade RunnerUstedes dirán, ¿a qué viene todo esto? Es que leyendo esta excelente entrada en el blog del Solitario de Providence me vino a la cabeza como dos de los hombres más importantes de mi vida me acompañaron en mi frikismo y se durmieron a mi lado... o casi.

Me pregunto qué pasará con el próximo, ¿podré contar con que Ridley Scott siga sacando versiones de Blade Runner para probar su cariño o me tendré que resignar a perder ese barómetro?



"Memories! You're talking about memories!"
Blade Runner, 1982

domingo, 14 de agosto de 2011

14

¿Arte o zapatos?

Manolo Blahnik, Jimmy Choo, Christian Lauboutin, Alexander McQueen , Sergio Rossi, Yves Saint Laurent, Givenchy, Christian Dior, Prada...

No, no me volví loca ni estoy en un delirio zapatístico. Simplemente tengo locura total por los zapatos desde hace muchos años, incluso ya había publicado algo al respecto. Supongo que muchas mujeres compartirán mi entusiasmo; sin llegar a los extremos de una Carrie Bradshaw o aquella Primera Dama filipina que supo tener más de tres mil pares, creo que a la mayoría de nosotras nos tientan los zapatos.Christian Louboutin Anemone Stilettos

No sé ustedes, pero yo si en algo siempre he lamentado no ser rica –o un personaje ficticio como Carrie– es en no poder comprarme todos los libros y zapatos que desearía. Claro que eso no me impide mirar con ojos ávidos las nuevas colecciones de diseñadores año tras año, ni pasarme horas frente a las vidrieras de las zapaterías o darme el eventual gusto de un par de zapatos di-vi-nos pero totalmente imprácticos.

Bueno, pero voy a parar porque si sigo divagando sobre zapatos seguro los aburro. En realidad lo que les quería mostrar es la campaña de publicidad que lanzó Christian Louboutin para su colección de otoño-invierno de este año. Y ya que estamos, mostrarles también las campañas de colecciones anteriores. Así que díganme –tanto si les gustan los zapatos como si no – ¿no les parecen maravillosas, sumamente creativas y originales estas imágenes?

Otoño-Invierno 2011/2012
Honestmente a mí nunca se me hubiera ocurrido algo así, pero claro, yo no soy publicista ni un ícono de la moda. Los zapatos se integran tanto en los cuadros que casi ni se ven, como si no fueran el objetivo de todo el asunto.

Las fotografías de la campaña fueron tomadas por Peter Lippmann y los cuadros y artistas que las inspiraron son: Santa Dorotea de Francisco de Zurbaran; Portrait d’une Negresse de Marie Guillemine Benoist; Marquise de Pompadour de Jean-Marc Nattier’s; Magdalena y la Llama de Georges de la Tour; Retrato de una Joven de Jean-Baptiste Corot; e Isabel de Austria de Francois Clouet.

Otoño Invierno 2010/2011
Para esta campaña Louboutin se inspiró en cuentos de hadas clásicos, como Alicia en el País de las Maravillas, Cenicienta y La Sirenita. El fotógrafo es Khuong Nguyen. La campaña se llama "Cuentos de Invierno", apropiado, ¿no? A ver si adivinan a qué cuento corresponde cada foto...

Lo que es seguro es que si pudiera comprarme un par de esos zapatos de suela roja, ya me sentiría en medio de un cuento de hadas.


Otoño Invierno 2009/2010
Peter Lippmann otra vez, pero ahora inspirado en típicos bodegones o naturalezas muertas. Bien podrían ser un vanitas holandés - no deben ser muchas las cosas que representen mejor la vanidad y la decadencia que esos zapatos imposibles en medio de la fruta y el vino, ¿no creen?

Personalmente, la que más me gusta es la de los cuentos de hadas, ¿a ustedes?


"Give a girl the correct footwear and she can conquer the world."
Bette Midler

Ir Arriba